Guía de la diabetes

Actos sociales

Las vacaciones

Durante las vacaciones de navidad, semana santa y verano la rutina de los niños cambia y con ello cambian algunas pautas para el control de la diabetes.
Es necesario que reajustemos las de insulina ante los nuevos horarios y ante la actividad física que van a realizar.
Así mismo, debemos tener en cuenta que en estos periodos se realizan campamentos, convivencias, etc. que requiere reajustes en la alimentación y en las pautas de insulina.

Los cumpleaños

Hoy en día, se tiende a celebrar cualquier festejo en torno a una mesa donde se sirven dulces y golosinas. Deberíamos intentar que en las celebraciones se fomentara otro tipo de actividades.
No obstante, se pueden adaptar las necesidades de insulina del niño a la hora de tomar otro tipo de alimentos que no son los habituales.
Aunque la vida del niño diabético debe ser pautada de una forma regular, si se tienen los conocimientos suficientes se podrá hacer frente a cualquier situación.

Relación con el entorno

Las personas que rodean al niño o adolescente con diabetes son muy importantes en la manera de llevar la enfermedad. Es importante que los familiares y amigos conozcan qué es la diabetes y como hay que actuar ante determinadas situaciones.
El entorno debe evitar la superprotección e intentar conseguir la independencia y autonomía del niño lo antes posible.
Hay que afrontar los problemas que surjan con la diabetes de forma natural e intentar ir adaptándonos a la nueva situación de forma progresiva.