Guía de la diabetes

Las excursiones

El niño con diabetes no puede quedar excluido de las actividades extraescolares ni de las excursiones. Debe hacerlas como el resto de sus compañeros, la única diferencia con ellos es que hay que hacer una planificación.

El profesor encargado del grupo debe conocer cual es el hospital más cercano al lugar donde van a estar. También debe tener los teléfonos de los padres y del médico del niño, así como llevar en todo momento hidratos de carbono para evitar una hipoglucemia.
El niño debe llevar una bolsa de mano o un neceser separado del resto del equipaje para evitar contratiempos, donde lleve su “kit” de supervivencia:

  •  Hidratos de carbono de absorción rápida y de absorción lenta.
  • Glucómetro, lancetas, dispositivo de punción, tiras reactivas.
  • Insulina, agujas o jeringas, material de limpieza y desinfección…
  •  Glucagón

En todo momento los padres deben intentar la autonomía del niño pero en algunos casos puede ser necesario que necesite ayuda para su autocontrol por parte de los profesores. Por ello, es importante que los profesores que lo acompañan sepan como deben actuar en cada momento.

Además, es importante diseñar un plan de cuidado de la enfermedad individualizado. Se tienen que establecer las necesidades médicas básicas del niño y qué se ha de hacer para satisfacerlas.