Guía de la diabetes

Los exámenes

Los exámenes forman parte de la vida escolar. Cuando un niño o adolescente tiene exámenes generalmente se pone nervioso y tiene algo de estrés. En el caso de un niño con diabetes, los profesores deben de saber que el estrés puede alterar los niveles de glucosa en sangre y esto puede influir en el rendimiento. Por ello, si se observan dificultades de concentración durante el examen deberían permitir que se haga un autocontrol para determinar el nivel de glucosa, de modo que si tiene una hipoglucemia pueda comer algo en ese momento.

Si se produce el caso anterior, y el niño o adolescente tiene que tomar alimento para superar la hipoglucemia, hay que tener en cuenta que las bajadas de azúcar pueden afectar al rendimiento escolar no sólo en el momento en que el nivel de la glucosa está bajo, sino también hasta 3 o 4 horas después de que se haya normalizado.