Guía de la diabetes

Alimentación

El primer objetivo del tratamiento nutricional es ayudar a la persona con diabetes a alcanzar y mantener un control metabólico óptimo. Esto incluye alcanzar y mantener uno niveles de glucosa lo más cercano posible al valor de la persona no diabética que sea seguro, es decir, sin hipoglucemias, con la intención de prevenir o reducir el riesgo a desarrollar las complicaciones de la diabetes. Además, tiene que permitir reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, y unos valores de tensión arterial considerados óptimos para la reducción del riesgo arterial.

El segundo objetivo, es prevenir y tratar las complicaciones agudas de la diabetes, como la hipoglucemia y la cetosis, ante enfermedades intercurrentes  las complicaciones crónicas de la diabetes, si éstas aparecen, obviamente, el mejorar el estado de salud a través de la elección de los alimentos considerados más saludables es un objetivo del tratamiento nutricional.

En resumen podemos decir que los objetivos de la dieta en la diabetes son:

  • Ser nutricionalmente completa (dieta equilibrada).
  • Mantener o acercar el peso al ideal.
  • Contribuir a normalizar los niveles de glucemia.
  • Disminuir el riesgo cardiovascular (niveles de lípidos y tensión arterial).
  • Contribuir a mejorar el curso de las complicaciones asociadas a la diabetes, si existen.
  • Adaptarse a los gustos de los pacientes.

Para poder cumplir con estos objetivos es imprescindible que el paciente tenga unos conocimientos básicos de nutrición.

En la diabetes tipo 1, se debe y puede realizar una dieta libremente planificada, una vez un educador lo ha enseñado adecuadamente. De esta manera, el enfermo puede adaptar su plan de alimentación al menú familiar y laboral, así como adaptarse mejor a sus gustos.

Este tipo de dieta se conoce como dieta por equivalencias o por raciones y consiste en planificar diariamente unas cantidades de alimentos “genéricos”, representantes de grupo, según las calorías elegidas y el reparto calórico prefijado, y adjuntar unas tablas de equivalencias para sustituir esos genéricos, por otros alimentos.