Guía de la diabetes

Ejercicio físico

La actividad física es uno de los pilares básicos del tratamiento de la diabetes ya que está demostrado que un programa continuo de ejercicio ayuda a controlar los niveles de glucemia, controla el peso corporal, previene accidentes cardiovasculares y proporciona efectos psicológicos positivos como sensación de bienestar y mejora de la calidad de vida.

El ejercicio recomendado es aquel que se practique de forma regular, al menos 3 veces por semana y mejor se adapte a cada persona.

En pacientes tipo 2, habitualmente mayores de 40-50 años, un simple paseo de 1-2 horas a buen ritmo durante 3-5 días a la semana es suficiente.

Está desaconsejado el ejercicio físico con valores de glucemia de 250 mg/dl o superiores.