Guía de la diabetes

Tratamiento

La diabetes hoy por hoy no tiene cura, pero se pueden adoptar algunas medidas para mantener los niveles de glucemia dentro de unos niveles adecuados, así como mantener una buena calidad de vida:

  • Administrar insulina.
  • Seguir un plan de comidas saludable.
  • Realizar ejercicio físico.
  • Analizar la glucemia y los cuerpos cetónicos en la orina.
  • Someterse a reconocimientos con regularidad.

Hay tres pilares básicos en el tratamiento de la diabetes. Se centra en la dieta, el ejercicio y la insulina.

La insulina es una hormona que ayuda a que los azúcares que obtiene nuestro organismo a partir de los alimentos que ingerimos lleguen a las células para suministrarles energía.

Durante muchos años se ha empleado insulina que se extraía del páncreas de diversos animales, sobre todo del cerdo. La insulina porcina es casi idéntica a la insulina humana.

Actualmente las insulinas que se utilizan en el tratamiento de la diabetes son insulinas humanas sintetizadas por ingeniería genética.

Tipos de insulina.En la tabla siguiente se presentan los tiempos de inicio, acción máxima y duración aproximada de los distintos tipos de insulina que existen hoy en día en el mercado:

ACCIÓN DE LA INSULINA
Tipo Inicio Acción máxima Duración
Lispro/Aspart 15 minutos 30-70 minutos 2-3 horas
Rápida 30 minutos 1-3 horas 6-7 horas
NPH 1 hora 2-8 horas 18-20 horas
Levemir 1 hora No tiene 16-20 horas
Lantus 1 hora No tiene 24 horas
Lenta 1 hora 4-6 horas 24 horas
Ultralenta 4 horas 8-24 horas 28 horas
10:90 30 minutos 2-8 horas 12-14 horas
30:70 30 minutos 2-8 horas 12-14 horas
40:60 30 minutos 2-8 horas 12-14 horas
50:50 30 minutos 2-8 horas 12-14 horas

Tipos de antidiabéticos orales. Los antidiabéticos orales no se utilizan en el tratamiento de la Diabetes Tipo I, sin embargo la insulina si que puede formar parte o ser utilizada como tratamiento en pacientes de Tipo II.

Hay varios grupos de antidiabéticos orales:

  • Los que ayudan a liberar más insulina: glinidas, glibenclamida, glizipida, glimepirida. Suelen ser administrados en pacientes diabéticos sin sobrepeso o con sobrepeso ligero.
  • Los que mejoran la acción de la insulina: metformina y glitazonas. Recomendadas en pacientes con sobrepeso y con obesidad.
  • Los que hacen que la absorción de los azúcares sea menor: acarbosa y miglitol.

El uso de uno de estos fármacos no excluye la utilización de los otros, ya que en muchos tratamientos se asocian dos o más tipos.

Si con el uso de esta medicación, el control de la dieta y el practicar ejercicio no se consiguieran reducir la glucemia, sería necesaria la insulina para obtener un buen control.