Últimas noticias

El presidente de la Generalitat Francisco Camps ignora a 25.400 valencianos

El pasado viernes 14 de enero la Asociación Valenciana de Diabetes entregó 25.400 firmas que las asociaciones de pacientes con diabetes de la provincia de Valencia habían recogido, junto a una carta dirigida al Presidente de la Generalitat, para exigir a la administración valenciana que no restrinja ni suprima la dispensación de las tiras reactivas para el control de glucosa en sangre, e invierta en prevención a través de la educación diabetológica.

A pesar de que la Conselleria de Sanitat declaró en su Estudio Valencia que el 14%* de los ciudadanos de la Comunidad Valenciana son susceptibles de padecer diabetes (más de
700.000 valencianos), tras conocer estos datos altamente preocupantes, nuestro gobierno no está emprendiendo ninguna medida, y por lo que deducimos de su silencio a nuestras
demandas, tampoco tiene previsto hacerlo.

Lo único que ha hecho la Conselleria de Sanitat es poner en marcha una medida de “ahorro” que se viene aplicando desde febrero del año 2010 cuando detectaron un uso inadecuado de las tiras para el control del azúcar por parte de un 13,54% de pacientes con diabetes. Nuestra pregunta es que, si estos pacientes estaban identificados por qué no se les informó y formó para dejar de hacer un “mal uso”, así como a los facultativos que les estaban prescribiendo esas tiras reactivas, y en lugar de ello “han tenido que pagar los platos rotos” el restante 86,46% de pacientes al serles retiradas o restringidas las tiras para medirse el azúcar.

El “Manual para el uso adecuado de las tiras” sólo trata de justificar lo injustificable: el recorte para todos, sin hacer distinción. Lo aclaran, mucho más, las declaraciones en prensa de los responsables de dicha Conselleria cuando manifestaron que había que ahorrar 20 millones de Euros, sólo en dicha materia.

Para la elaboración del mencionado Manual, la Conselleria de Sanitat hizo caso omiso de las recomendaciones de las asociaciones de pacientes, lo que viene a demostrar lo poco que les preocupan los ciudadanos a los políticos cuando no hay elecciones a corto plazo. Hay estudios nacionales e internacionales que apuestan por la educación a los pacientes y por el autocontrol para conseguir más adhesión al tratamiento, y lo que es más importante para evitar las complicaciones de una diabetes mal controlada, la ceguera, diálisis, amputaciones, accidentes cardiovasculares,… verdadera causa del aumento del “coste” del tratamiento de la diabetes.

Podemos afirmar que la Conselleria no ha apoyado el recorte con programas de educación para pacientes con diabetes en las áreas de atención primaria y especializada. Mientras que en el citado manual la educación en diabetes es vital para los pacientes, en la práctica no se considera la educación a los mismos como prioridad máxima. No deberían olvidar que la diabetes mata a 10.000 españoles cada año.