Últimas noticias

EXCUSAS FALSAS QUE OS HAN DADO CUANDO OS HABÉIS QUEJADO DE LAS AGUJAS O POR NO RECIBIR LAS LANCETAS

“Las agujas son las mismas, sólo han cambiado la caja”.

Falso, el concurso público lo ganó la marca Braun que es la que ahora se dispensa.

“Sólo les podemos dar una cajita de agujas y una de lancetas diga lo que diga la resolución esa. Los de arriba no nos dejan darles más”.

La resolución indica que se nos dispensarán agujas y lancetas para 3 meses, este material es de un solo uso por lo que se calcularán las necesidades diarias y se contabilizará el material que se necesite para un periodo de 3 meses.

Si el número de pinchazos diarios está mal en el ABUCASIS habla con tu médico o médica y que lo cambie para que nunca tengas que reutilizar un material que es de un solo uso.

“Nadie se está quejando por las agujas nuevas, sólo usted”.

En la AVD estamos recibiendo copias de las quejas presentadas y recibimos cientos de llamadas contándonos los problemas que les ocasionan las nuevas agujas.

“No me enseñe usted la ley esa donde pone que le tengo que dar lancetas porque yo también sé de leyes”.

La resolución ha de cumplirse y su ordenamiento fue elaborado por la propia Conselleria de Sanitat y si se incumple están vulnerando los derechos de los pacientes.

“El centro de salud de Chiva es privado y aquí no nos valen las resoluciones públicas”.

La gestión de un centro público puede ser “privada” pero seguirá siendo un centro público que cumplirá las resoluciones de la Conselleria de Sanitat como cualquier otro centro de salud.

“Las lancetas que le podemos dar son las que tenemos aquí que son de un solo uso. Las otras no las tenemos y no nos las van a traer”.

Existe una resolución y un concurso público que ganó la marca Menarini, para que se nos dispensen las lancetas de uso paciente en los centros de salud. En el ABUCASIS está fijado el número de controles diarios, por cada control se nos dispensará una lanceta, para un periodo de 3 meses.

“Las quejas no sirven para nada llévese esto a su casa que no le servirá de nada”.

En el año 2005 ganó el concurso público para agujas de plumas de insulina una marca de calidad inferior que ocasionó graves problemas de salud a la población con diabetes. Gracias a las hojas de quejas la Conselleria pudo enmendar el error y las retiró de la dispensación en el año 2006.