Últimas noticias

La Asociación Valenciana de Diabetes reclama más educación para cerca de 400.000 enfermos

CLUB DIARIO LEVANTE . JOSEP LLUÍS GALIANA.
­
Convocados por la Asociación Valenciana de Diabetes, enfermos, educadores, médicos y representantes de la Administración se dieron cita en el Club Diario Levante para debatir sobre «la retirada generalizada y drástica» de las tiras reactivas a pacientes diabéticos. Dicho recorte ha venido marcado por los nuevos protocolos en la prescripción y la dispensación de las tiras tras la elaboración por parte de la Dirección General de Farmacia y Productos Sanitarios del manual de recomendaciones Uso adecuado de las tiras reactivas de glucosa en sangre en pacientes con diabetes mellitus.

Si bien todas las partes coincidieron en la importancia de la educación diabetológica para el control glucémico, pacientes y educadores señalaron las contradicciones de este manual en cuanto a «la recomendación o no del autoanálisis y autocontrol de la diabetes del tipo II», afirmó Mª Dolores Abellán, quien dijo que «otros manuales de otras comunidades o países recomiendan siempre el autoanálisis de los diabéticos del tipo II». Asimismo, la vicepresidenta de la Federación de Asociaciones de Educadores de Diabetes recriminó a la Conselleria no haber sido invitada a formar parte del grupo de expertos que han elaborado dicho manual. También criticó las dificultades para acceder a la educación en diabetes, la ausencia de programas estructurados en atención primaria y la escasez de educadores que dediquen el 100% de su jornada laboral a su función en hospitales y centros.

María Deltoro, presidenta de la Asociación Valenciana de Diabetes, insistió en la racionalidad en el uso, pero también en «la rentabilidad que las tiras reactivas, acompañadas de una inversión en educación diabetológica y en la formación de profesionales de enfermería» supone para el gasto sanitario. Blas Ortega acudió a las cifras para demostrar que el sistema sanitario español es de los más económicos y eficientes de nuestro entorno con un 8,4% del PIB, frente al más caro, Estados Unidos con un 15%, o Francia y Alemania, que dedican un 11% (OCDE). Tachó de «inaceptable» el recorte en esta partida presupuestaria que afecta a cerca de 400.000 diabéticos en la Comunitat. Los pacientes que carezcan de las herramientas y de la formación van a ir directamente al hospital o al centro de salud cuando presenten síntomas de hipoglucemia, saturando el sistema, cuando hasta ahora los enfermeros habían conseguido mediante programas de educación que se hicieran responsables de su dolencia crónica.

Dos de los diecéis autores del manual, los doctores Miguel Catalá y Carlos Sánchez abundaron en la necesidad de racionalizar el gasto farmacéutico. Los últimos estudios demuestran que «el 13,5% de los que consumían tiras reactivas no eran diabéticos o no sabían si lo eran», afirmó el director del Plan de Diabetes de la Comunitat. «Hace seis años, explicó Catalá, que la administración quitó el visado, pasando a la dispensación directa de las tiras reactivas, y había que revisar esta situación, porque el gasto es muy importante y hay que defender los intereses de la Comunitat Valenciana». Por su parte, el endocrinólogo Carlos Sánchez recalcó el uso inadecuado de las tiras. «No sirve de nada el autocontrol sin una formación adecuada de los pacientes, el cuarto pilar del tratamiento de la diabetes, aseveró el presidente de la Sociedad Valenciana de Endocrinología, Diabetes y Nutrición. «Tal vez, añadió el experto, si la difusión del manual se hubiera llevado a cabo a través de las Unidades de Diabetes, se hubieran divulgado correctamente sus recomendaciones».

Los pacientes Laura Noverges y Salvador Blanco testimoniaron «la necesidad del autocontrol para hacer una vida normal. Es injustificable este recorte en las tiras y su retirada para pacientes con diabetes tipo 2 y exigimos más educación para ser autosuficientes y disponer de las herramientas necesarias para autoanalizarse».

JOSEP LLUÍS GALIANA