Últimas noticias

La AVD entregó una carta en el registro para el Presidente de la Generalitar

C/C: Presidente de la Generalitat Hble. Sr. D. Francisco Camps

C/C: Conseller de Sanidad Hble. Sr. D. Manuel Cervera

C/C: Director Plan de la Diabetes D. Miguel Catalá

 Valencia, 13 de enero de 2010

Desde la A. V. D., queremos felicitarles por la puesta en marcha del programa “Ningún diabético sin ver”, aunque el carácter reivindicativo de nuestra entidad nos obliga a poner en su conocimiento la precaria situación que atraviesa la diabetes en nuestra Comunidad.

Nuestra asociación conoce y padece la situación que atraviesan los educadores de diabetes, desbordados porque no pueden otorgar al paciente el tiempo necesario que requeriría su educación, y sobre todo ponemos de manifiesto las quejas de muchísimos pacientes con diabetes tipo I y II que se han visto privados del único método para controlar sus niveles de azúcar en sangre, el acceso a las tiras reactivas para el control glucémico. Les adjuntamos las firmas de más de 25.400 valencianos que refrendan nuestra petición de no restringir ni suprimir la dispensación de las tiras reactivas para el control de glucosa en sangre demandando que se invierta en prevención a través de la educación diabetológica.

A pesar de contar con excelentes profesionales, endocrinólogos, y enfermeros educadores en diabetes (pocos), la saturación por la cantidad de pacientes a los que se atiende, hace que las unidades de diabetes de los hospitales de referencia estén colapsadas, lo que se traduce en retrasos y demoras en las citas a los pacientes., en el Plan de salud de la Comunidad Valenciana, el Plan de garantía de no demora dice: “La demora en el acceso a la atención sanitaria de carácter no urgente es una de las principales fuentes de insatisfacción ciudadana y que más contribuye al deterioro de la imagen de los servicios de salud. La existencia de listas de espera es un problema común a todos los sistemas de salud y su resolución una de las principales preocupaciones del sistema sanitario”. Imaginen el grado de insatisfacción de los ciudadanos en este sentido.

En el libro publicado por la Conselleria de Sanidad, Plan de la Diabetes de la C. Valenciana 2006-2010, en el capítulo VIII (pág. 161) programa de educación terapéutica diabetológica, se escribe, …“ el personal dedicado a la educación no sólo debe ser estable en su puesto de trabajo, sino que de debe estar formado para ello con una formación específica y unificada para todos los profesionales que garantice cubrir las necesidades básicas de las personas con diabetes”…”la educación diabetológica pretende proporcionar conocimientos y adiestrar en la adquisición de habilidades, y hábitos encaminadas a afrontar el autocuidado de su diabetes en particular y de su salud en general…”. Los educadores no se pueden dedicar a este menester pues tienen que realizar otro tipo de tareas, todos conocemos, tal como se recoge en el Plan de la Diabetes 2006-2010, la importancia de la educación diabetológica para obtener un buen control, y evitar las complicaciones graves que son la verdadera causa del gasto sanitario de nuestra patología.

Nuestra petición es que se cumpla lo que se recoge en el Plan de la Diabetes 2006-2010, que los enfermeros-educadores en diabetes reciban una formación específica, y que se les conceda el tiempo necesario para  poder educar a sus pacientes respetando su puesto de trabajo, y no sometiéndolos a peregrinajes por diferentes servicios. Las tiras reactivas junto con la educación diabetológica tal como avala la S. E. D. es la única opción de garantizar una “buena salud” para más de 300.000 valencianos diagnosticados, evitando las costosas complicaciones.

Existen más deficiencias en las unidades de adultos y pediatría en los hospitales de nuestra Comunidad, la falta de educadores y endocrinólogos es algo habitual, así como no disponer de aparatos como la hemoglobina glicosilada capilar, que evitaría las analíticas trimestrales por vía intravenosa, en niños y adultos; tampoco se cuenta con suficientes medidores continuos de glucosa que sirven para estudiar la respuesta del paciente a su tratamiento de forma intensiva, en numerosas ocasiones nos han informado de la compra de retinógrafos, pero pensamos que si se educara correctamente a los pacientes la administración ahorraría en gastos de hospitalización, cirugía, …

El tema de la diabetes en los centros de primaria es todavía peor, la educación a los pacientes con diabetes tipo II es prácticamente inexistente, lo que hace que  su autocontrol sea deficiente, acarreándoles numerosos problemas de salud.

El personal sanitario de algunos centros, no ha recibido la formación necesaria para capacitarlos como enfermeros-educadores lo que imposibilita el que puedan desempeñar esa función. La coordinación entre los centros de primaria y los de especialidades debería ser uno de los objetivos para paliar la “pandemia del siglo XXI” que es la diabetes.

Por desgracia las promesas (páginas de la 64 a la 84. Sanidad y Salud, servicios de máximos*) que se recogían en su programa electoral, no se han llevado a cabo en esta legislatura, esperamos que lo enmienden en la próxima

Esperando una respuesta,

María Deltoro García, Presidenta de la A. V. D.

*Promesa 326: Implantaremos planes de atención podológica al diabético.

Promesa 371: Todos los hospitales contarán con la figura del dietista- nutricionista.

Promesa 390: Seguiremos apostando por las alternativas a la hospitalización clásica, como el Hospital de Día, cirugía Mayor ambulatoria y unidad médicas de corta estancia.


Esta carta fué entregada junto a las 25000 firmas recogidas. LEER más