Últimas noticias

Un “despiste” en la Guía de Práctica Clínica de la Diabetes tipo 1

La recién publicada Guía de Práctica Clínica para la Diabetes tipo 1 elaborada en Euskadi por Osteba para el Sistema Nacional de Salud es un compendio de recomendaciones, protocolos y normas a seguir para el diagnóstico y tratamiento de pacientes con diabetes. Y en su elaboración hemos estado los pacientes, algo que valoramos muy positivamente y que agradecemos a los responsables del proyecto.

Dicho esto, nos duele mucho (por haber sido un par de personas de ASVIDIA parte del grupo de trabajo de esa guía) leer en sus páginas 37 y 153, la siguiente afirmación (sic) ”Se recomienda cambiar la aguja como mínimo cada 3 ó 4 usos, salvo que la destreza del usuario permita la utilización más veces sin dolor”.

Desde el colectivo de personas con diabetes de españa a través de su Federación nacional, no entendemos cómo el Ministerio de Sanidad puede avalar una guía que recomienda actuaciones prohibidas por el propio Ministerio. Tampoco entendemos cómo profesionales de la salud pueden avalar este tipo de prácticas propias de un país tercermundista y que desde luego no cuentan con el aval de la Organización Mundial de la Salud ni, por supuesto, con el sentir de las personas con diabetes.

Así, desde la Federación de Diabéticos Españoles se ha enviado carta de rectificación a los organismos mencionados e implicados en esta guía, así como el documento en el que la propia Agencia del Medicamento y Productos Sanitarios se pronunció claramente a petición de la Federación de Diabéticos Españoles (FEDE) en fecha de 4 de mayo de 2011, sentenciando que las agujas no deben de ser reutilizadas ateniéndose al Real Decreto 1591/2009.

Queremos dar difusión a este tema para hacer valer los derechos de las personas con diabetes. Que todos sepáis que a pesar de haberse ”colado” en la GPC semejante error garrafal, las personas con diabetes estamos en nuestro derecho de seguir EXIGIENDO un material de inyección de UN ÚNICO USO y que se pueda acabar de una vez por todas con estas prácticas antisanitarias que bajo la excusa del ahorro (muy mal entendido por cierto), perjudican claramente a las personas que se administran insulina todos los días hasta entre 4 y 6 veces.

Adjunto el documento que desde la FEDE se envío en su día al ministerio y que nos confirmó que, efectivamente, las agujas son DE UN SOLO USO según indican todas las normativas.